6.6 C
Buenos Aires
domingo 19, mayo, 2024
spot_img

más recientes

10 consejos para empezar a correr desde cero

La mejor manera de empezar a correr desde cero es en asfalto, porque eso te da la seguridad de tener una pisada segura y sin riesgos de esguinces o tropiezos. Esto es importante en la primera etapa en la que es fundamental ganar resistencia y fortalecer los músculos y articulaciones.

En segundo lugar y tanto o más importante es el chequeo médico (o apto físico), que nunca está de más y que te dará la seguridad de afrontar la actividad sabiendo que el motor está intacto. Y, en lo posible, sumar un plan alimenticio acorde a la actividad a realizar será la frutilla de la torta que hará que esos primeros pasos, que suelen ser los más complejos, sean mucho más sencillos de lo que imaginabas.

Ahora si, a rodar…

Tip’s básicos para empezar a correr:

1-Con todo lo anterior coordinado, el primer paso es ganarle a la pereza y dar esos primeras zancadas. Siempre, lo ideal, es hacerlo bajo el asesoramiento de un entrenador profesional que sabrá cómo armarte un plan ideal acorde a cada condición física. O, también, sumarte a un team de entrenamiento que hoy en día hay en todos los rincones del país.

2-Ante todo es importante saber también que es muy probable que cuando salgas las primeras veces sientas que podés correr más de lo que se te recomiende. Es normal, pero no sano, ya que el cuerpo no está acostumbrado ni preparado para tal esfuerzo y eso te causará dolores musculares extremos e, incluso, hasta puede causarte lesiones por sobrecarga que pueden alejarte por mucho tiempo del entrenamiento.

3-La regularidad es clave, porque eso hará que vayas convirtiendo la actividad en un hábito sano y saludable. Empezar combinando algo de trote con caminata, tres veces a la semana, día por medio, es lo ideal, ya que el descanso es tan importante como el entrenamiento.

4-De a poco, y a medida que vayan sintiéndote más cómodo lo ideal sería ir incrementando los momentos de trote y reduciendo los de caminata. Siempre con cambios moderados para evitar el agotamiento innecesario. Así hasta que, cuando menos lo imagines te verás trotando media ora de corrido.

5-A medida que avancen las semanas y tu estado físico sientas que mejora, es importante subir el ritmo, pero siempre manteniendo uno o dos días de trote más prolongados y suaves, en zonas de frecuencia cardíaca baja, porque eso te hará ir ganando resistencia y, además, es el trote ideal para quemar grasas.

6-Moderar el entusiasmo. Todos quieren y creen que correr más rápido es el objetivo principal, pero en realidad, para correr rápido primero hay que dominar el arte de correr lento, y eso lleva tiempo y mucho trabajo. Además, acelerarse y querer correr fuera de los rangos ideales de cada uno (que varían según el momento del entrenamiento) suele ser sinónimo de inconvenientes y lesiones completamente evitables.

7-Haz tu entrenamiento sin importarte el resto. Te va a pasar que verás a muchas personas correr por parques, senderos o calles que corren como desaforados, sin un plan acorde, y que si alguien los pasa aceleran para no sentirse menos. Y eso es un ERROR ENORME, porque cada uno tiene su nivel y su plan de entrenamiento, y además, tienes que enfocarte en tus progresos y no salir a competir con otros, porque para eso están las carreras. Debés concentrarte en superarte y competir sólo contra tus limitaciones y miedos. Y el resto no debe existir.

8-En lo posible intenta complementar, al menos una vez a la semana, con una rutina de funcional de 40 minutos, una hora, enfocada en reforzar la musculación y articulaciones. Esto cualquier profe te lo va a dar dentro del plan de trabajo. Sí, es lo más aburrido quizá, pero también una de las cosas más importantes.

9-De a poco intenta sumar ejercicios de técnica de carrera, ya que dar una buena zancada, sumado al trabajo de fuerza y de resistencia, son fundamentales para romper el mito de que correr te daña las rodillas y articulaciones. Correr mal daña, correr bien no.
10-Cuando ya estés fuerte y resistente entonces, si tu objetivo está en el trail, empieza a salirte del asfalto. Busca senderos y caminos de tierra, arena y piedras. Y, sobre todo, busca a un profesor especializado en trail, porque la calle y el trail son dos tipos de corredores muy diferentes. Y te aseguro que la montaña es un camino de ida hermoso que además de enamorarte va a cambiar tu estilo de vida.

IMPORTANTÍSIMO: SIEMPRE calentar bien antes de empezar y estirar al menos 20 segundos cada músculo al terminar. Por otro lado, enfócate en que la mejor manera de romper con la pereza es pensar en lo bien que te sientes al terminar de entrenar, sólo así podrás evitar que te gane la cama, el frío o la lluvia y no dudarás en salir por más cansado que te sientas.  

Latest Posts

¡Quiero Contribuir! Tu ayuda es clave.



Invitame un café en cafecito.app

Más para vos